Los collares o colgantes para HOMBRES.

Inicio  /  Los collares o colgantes para HOMBRES.
Los collares o colgantes para HOMBRES.

Los collares o colgantes, la forma de emplearlos y que nosotros, los que tenemos estilo, usaremos este verano.

“Imagino que aún te cuestionas el incorporar algo de accesorios masculinos a tus looks… a continuación, una guía para usarlos correctamente en este verano 2020”.

Siempre ha existido la discusión si las joyas para hombres son interesantes o son cosa del pasado o son accesorios no tan masculinos. Pues es el reloj, el elemento favorito del joyero masculino, el que ha sido por un gran tiempo, la mayor adquisición del hombre con estilo, de igual manera que las pulseras masculinas han entrado fuertes, hoy es el tiempo de los colgantes.

Los collares son parte del diario vivir desde que tenemos conciencia. Todos, de niños, recibimos de regalo alguna vez una cadena con una medalla o un emblema místico colgando, así mismo las hemos perdido, relegado a algún cajón o simplemente regalado a algún amor o a algún amigo importante… Ahora que somos adultos, nuestros referentes de moda y estilo siempre han sido actores Steve McQueen o Paul Newman, Tom Hardy o Brat Pitt, o Ryan Gosling y Chris Hemsworth. Entonces, como ellos la usan, nosotros los volvemos a usar. No solo por ellos. El cine, la música y sobre todo la moda, con todo lo que lo rodea, ha logrado que el colgante o collar vuelva a aparecer en nuestros anhelos.

El pasado año, algo se usaron los collares de piedras, pero para este verano 2020 renacen con fuerza, los mismo que los cueros, lasa cadenas grandes y distintas, y hasta las perlas, las que aportarán a las siluetas de los hombres con más estilo. Un vuelco que nos deja entrever que no da igual usar una simple cadena de oro o de plata con algún colgante, que unas piedras, unos cueros una cadena de eslabones distintos, quizás grandes o unas perlas, como se vio en el desfile de Oliver Spencer a principios de año en Europa. Solo basta con mirar que pasa con nuestros referentes de estilo que las joyas y los accesorios son clave para hacernos brillar a nosotros los hombres.

Siempre han sido gran compañero de la bisutería los metales, compañías como Givenchy (firma francesa cuyo rostro hoy es Ariana Grande), conocidos por el minimalismo y la rigidez de los contornos simples, o la anhelada Off-White (firma italiana de streetwear y moda de lujo) que une placas identificadoras con cadenas de eslabones grandes y aretes XL sobre el cuello, que son los diseños más buscados. Del mismo modo lo propone Undercover (firma japonesa de moda urbana) que nos lleva directo al escenario con Axl Rose. Es tal vez, la opción más simple de incorporar a nuestro closet.

La chaqueta y su formalidad (la de doble botonadura y holgada silueta que empezará a aparecer en las revistas de moda) es lo mejor si quieres probar con ello y algo de bisutería fina. ¿De qué modo? Haciendo que la rigidez y la formalidad de la corbata y la camisa desaparezca, y sean las joyas, collares o colgantes que tomen protagonismo. Como lo vemos en la imagen del diseño de Kim Jones (diseñadora de Dior Men)…

… donde presentó a los modelos con impecables dos piezas, y donde eliminó las prendas inferiores con collares de eslabones que robaron la atención. Realzando las prendas elegantes dando más vida al estreetwear (oda sin pretensiones que antepone la comodidad y las tendencias y no deja fuera el lujo). Ahora bien, sé que el ejemplo es algo exagerado, pero puedes escarbar en propuestas más relajadas Si así te parece que es demasiado, comienza explorando versiones más relajadas como lo muestra el influencer Marc Forné: cadenas y amuletos pequeños y chaqueta de color veraniego.

Como decíamos anteriormente, hay algunas peculiaridades, como los collares de perlas (que pueden ser de colores) que toman como referencia los diseños clásicos (hasta hace poco) femeninos como lo vemos en la imagen de Pelayo Diaz (estilista y bloguero de moda) que muestra un collar de perlas.

Ahora, entendemos que los chilenos, sobre todos los hombres, somos más recatados y costará tal vez un par de años que nos atrevamos a lucir así, o a lo mejor me equivoco, no lo sé… por mientras seguimos a nuestros referentes...